Horarios

Lunes a viernes de 08:30 a 17:30 hrs.
Sábados y domingos 10:15 a 17:45 hrs.

Ubicación

¿Cómo llegar al Museo? Haz click aquí

Entradas

Entrada general: $1500
Niñas, niños, estudiantes y 3ª edad: $800
Sistema de pago efectivo y tarjeta

Estacionamiento

Ubica el área de estacionamiento aquí

Accesibilidad

Contamos con espacios accesibles para personas usuarias de sillas de ruedas y recorridos sensoriales. Además de programas educativos para diferentes públicos.

¿Tienes dudas?

Llámanos haciendo click aquí

Las meninas

Ficha del autor

Nombre: Diego de Velázquez | Nacionalidad: Española, (1599 – 1660) | Época: El Barroco

FICHA DE LA OBRA

Fecha: 1656 | Dimensiones: 318 x 276 cms | Técnica: Óleo sobre tela | Museo en que se encuentra: Museo del Prado. Madrid España

Pertenece a
Colección Permanente, Reproducciones pictóricas
Sobre la obra

“Las Meninas” es considerada como una de las obras culmines del arte occidental. En ella se representa a la Infanta Margarita, hija de los reyes de España, acompañada de sus damas de compañía, las meninas, y otros personajes de la corte. A su lado vemos autorretratado al pintor, quien aparece mirando hacia afuera del cuadro, creando un juego espacial donde se incluye al espectador de la obra como partícipe de ésta, como si nosotros mismos estuviésemos siendo retratados por Velázquez y siendo observados por las meninas y la Infanta. El juego propone que el espectador ocupe el lugar de los reyes, Felipe IV y su esposa Mariana, quienes aparecen retratados en el pequeño espejo que se logra observar, lo que explica que el pintor los estaría pintando a ellos, aunque en realidad sabemos que a quien verdaderamente estaba retratando es a la Infanta y sus meninas. Es interesante el trabajo de la perspectiva y de la profundidad del espacio mediante el uso de la luz que entra por una ventana a la derecha y la puerta de atrás. La gama cromática empleada por Velázquez en esta obra es limitada, predominando los grises y los ocres; no obstante, aplica colores fuertes, como el rojo fuego y en pequeños detalles de la vestimenta de las niñas. De este modo rompe la monotonía cromática y atrae nuestra mirada. Llama también la atención la pincelada suelta, que anticipa el Impresionismo.

 

“Me gusta este cuadro porque aparece retratada toda la familia real. Encuentro interesante la manera de pintar del artista al jugar con las luces para darle protagonismo a la Infanta Margarita y las Meninas. Otro elemento que destaco es que aparece el pintor dentro de la obra, lo que es muy innovador para la época, ya que en ese tiempo el artista nunca se retrataba a sí mismo en una pintura encargada”. Carolina Bielenberg, profesora de Artes Visuales.