Cerrado temporalmente por emergencia sanitaria
Revisa nuestros talleres online aquí

Horarios

Lunes a Viernes 09:00 a 17:00 hrs.
Sábado y domingo 10:30 a 17:30 hrs.

Ubicación

¿Cómo llegar al Museo? Haz click aquí

Entradas

Entrada general: $1500
Niñas, niños, estudiantes y 3ª edad: $800
Sistema de pago efectivo y tarjeta

Estacionamiento

Ubica el área de estacionamiento aquí

Accesibilidad

Contamos con espacios accesibles para personas usuarias de sillas de ruedas y recorridos sensoriales. Además de programas educativos para diferentes públicos.

¿Tienes dudas?

Llámanos haciendo click aquí

Ficha de el autor

Nombre: Joseph Mallord William Turner | Nacionalidad: Inglesa (1775-1851) | Estilo: Romanticismo, Pintura paisajista, Acuarela

FICHA DE LA OBRA

Fecha: 1844 | Dimensiones: 91 cm × 121,8 cm. |Técnica: Óleo sobre lienzo | Museo en que se encuentra: National Gallery, Londres (Reino Unido)

Pertenece a
Colección Permanente, Pintura, grabado, fotografía
Sobre la obra

William Turner, es un destacado pintor inglés especializado en retratar paisajes. Tanto fue lo que se destacó en este ámbito que, gracias a él, el paisaje es considerado un género o temática importante dentro del arte, específicamente la pintura, llegando a llamarle el “padre de la pintura paisajista inglesa”. Fue considerado bastante controversial en su época, sobre todo por su forma de experimentar en sus obras. Utilizaba las técnicas propias de la acuarela, aprendidas en sus años de juventud, y las empleaba con el óleo en sus lienzos. Es, junto a otros reconocidos autores como Velázquez o Vermeer, considerado como «el pintor de la luz”.

 

Ingresó en la Royal Academy of Art a los 15 años. Tras solo un año después, una acuarela suya fue elegida para la exposición veraniega de la Real Academia en 1791 y su primer óleo fue exhibido en 1796. Era tal su talento que llegó a ser un gran académico con tan solo 23 años.

 

Era un pintor romántico que, como otros artistas del mismo grupo, considera el paisaje natural como reflejo de sus estados de ánimo. Los románticos y Turner, sobre todo, estaban interesados en retratar el asombroso y sublime poder de la naturaleza sobre el ser humano. Es muy común observar catástrofes, hundimientos, fuegos y fenómenos naturales como la lluvia, el viento o los atardeceres en sus obras. En sus inicios conserva las tradiciones de la pintura inglesa, pero con los años, su habilidad y su peculiar estilo de pintar comienza a cambiar y la naturaleza era reflejada con su poder destructor, interpretada por medio de la luminosidad, la fluidez y los efectos atmosféricos de sus pinceladas.

 

En sus últimos años, se centró en la luz pura y en los colores del reflejo. Ejemplo de esto es la pintura que veremos, donde los objetos son apenas reconocibles. Lluvia, vapor y velocidad. El gran ferrocarril del Oeste, es una obra la cual fue exhibida en 1844 por primera vez. Los ferrocarriles en esa época eran algo nuevo y a diferencia de otros artistas a Turner le gustaba retratar la modernidad y tecnología de la época (la industrialización). Para ejecutar esta pintura, el artista realizó estudios del entorno, bosquejos y luego pintó el cuadro en su taller.

 

El tren se utiliza como un recurso para representar la gran velocidad que tiene. Va pasando por el puente Maidenhead Railway Bridge, sobre el río Támesis; el paisaje está muy poco definido, con pinceladas y manchas rápidas, las cuales crean una atmosfera nebulosa, muy del estilo de los impresionistas y de Turner, pero podemos contemplar, con mucha paciencia y observación, las vías del tren, el puente, el río, la naturaleza, personas e incluso una pequeña liebre.

 

La protagonista principal de la composición es la luz que se filtra a través del agua de la lluvia y el vapor de la locomotora. El artista usaba una técnica muy particular con la que obtenía los efectos lumínicos. Aplicaba los colores rascándolos hasta extraer todo lo figurativo del paisaje, obteniendo una textura inconfundible.

 

Turner viajó mucho por Europa, especialmente por Francia, Suiza e Italia, entre muchos otros, inspirándose en los diversos paisajes y colores de cada país que visitó y estudió. Murió en 1851 y según sus deseos, fue enterrado en la St Paul’s Cathedral en Londres, Inglaterra.