Cerrado temporalmente por emergencia sanitaria
Revisa nuestros talleres online aquí

Horarios

Lunes a Viernes 09:00 a 17:00 hrs.
Sábado y domingo 10:30 a 17:30 hrs.

Ubicación

¿Cómo llegar al Museo? Haz click aquí

Entradas

Entrada general: $1500
Niñas, niños, estudiantes y 3ª edad: $800
Sistema de pago efectivo y tarjeta

Estacionamiento

Ubica el área de estacionamiento aquí

Accesibilidad

Contamos con espacios accesibles para personas usuarias de sillas de ruedas y recorridos sensoriales. Además de programas educativos para diferentes públicos.

¿Tienes dudas?

Llámanos haciendo click aquí

Ficha de el autor

Nombre: Gustave Courbet | Nacionalidad: Francesa (1819-1877) | Estilo: Realismo

FICHA DE LA OBRA

Fecha: 1849 - 1850 | Dimensiones: 315 x 668 cm. |Técnica: Óleo sobre lienzo | Museo en que se encuentra: Museé d´Orsay, París (Francia)

Pertenece a
Pintura, grabado, fotografía
Sobre la obra

Gustave Courbet fue pintor, fundador y máximo exponente del Realismo francés, movimiento artístico influenciado por el ambiente revolucionario de la época de ir en contra de lo académico y los románticos. Además, fue un activista republicano, cercano al socialismo revolucionario. Creó junto a Max Bouchon un manifiesto contra las tendencias romántica y neoclásica en 1846.

 

En 1855 expuso en el Palacio de las Artes de la Exposición Universal de París, pero al ver el rechazo del jurado, decidió inaugurar su propia exposición, a la que bautizó con el nombre de «Pabellón del Realismo». Con el tiempo se convertiría en una de las primeras exhibiciones independientes del siglo, abriendo pasó a nuevas formas de difusión artística.

 

El realismo de Courbet y otros jóvenes artistas, defendía mostrar la realidad tal cual es (si es que es posible), lo que no era muy común en esos tiempos, donde la pintura retrataba paisajes majestuosos, palacios, reyes o gente de la nobleza, política, entre otros. El interés principal del artista era exponer las costumbres de las personas, cualquiera, los trabajos, las ideas, la vida de la gente sin grandes ornamentaciones, las historias de sus pares; en resumen “su realidad”.

 

Un entierro en Ornans es catalogada como la gran obra maestra del pintor. Aquí se muestra de la forma más realista y natural un funeral (según algunos expertos y la historia, podría ser el entierro de su abuelo materno) al que asiste la comunidad de Ornans, ciudad natal del artista. Desde representantes con cargos públicos, sepultureros, religiosos, personas distinguidas, agricultores, la familia de Courbet, el pintor, quien aparece en el extremo izquierdo de la pintura, hasta un perro perdiguero que aparece en primer plano; toda la población de Ornans, quiso posar para el cuadro, resultando una composición donde aparecen más de 40 personas retratadas a tamaño natural representadas con enormes dosis de realidad.

 

Dentro de la composición no existen gestos dramáticos, dejando de lado la teatralidad y la idealización de la pintura de la época. Las tonalidades oscuras enfatizan un ambiente sombrío, fúnebre, inspiradas en las pinturas de Caravaggio y en la técnica del claroscuro. La expresión de los rostros no provoca ningún mayor sentimiento de dolor, sino más que nada un respeto hacia el fallecido y su familia. La muerte la viven como un hecho cotidiano.

 

El título original de la obra era Cuadro de Figuras Humanas, Documento Histórico de un Entierro en Ornans, pero fue cambiado al presentarla en el Salón de París donde los espectadores quedaron horrorizados al contemplar este monumental cuadro, a tamaño natural, donde se observa la representación de un acto común como es un funeral, donde asiste gente común y es algo cotidiano. En palabras del artista, “sólo pretendía reflejar de manera honesta uno de los actos más solemnes de una comunidad rural”.